Sacos de dormir

Los sacos de dormir para bebés son un elemento básico que debes incluir en el armario de ropa de noche de tu recién nacido desde sus primeros meses. Su función es vital para proporcionar confort a los pequeños y tranquilidad para ti, ya que te garantizan que tu bebé va a descansar calentito toda la noche.

Nuestras recomendaciones

Rebajas
Ergobaby Saco de Dormir Bebe 6-18 Meses Algodón, On The Move - Elephant, TOG 0.5
Ergobaby Saco de Dormir Bebe 6-18 Meses Algodón, On The Move - Elephant, TOG 0.5
Para bebés de 6 a 18 meses. Diseño «Elephant».
30,90 EUR
Ergobaby Saco de Dormir Bebe Recién Nacidos en Algodón Elefante, Niño Niña 0-6 meses, TOG 0.5
Ergobaby Saco de Dormir Bebe Recién Nacidos en Algodón Elefante, Niño Niña 0-6 meses, TOG 0.5
Para aprox. 0-6 meses, talla - 56/62. Diseño «Elefante».
29,90 EUR
Rebajas
Amazon Essentials Sacos de Dormir de Algodón Bebé Niña, Pack de 3, Rosa, Rayas/Corazones, 6 Meses
Amazon Essentials Sacos de Dormir de Algodón Bebé Niña, Pack de 3, Rosa, Rayas/Corazones, 6 Meses
Corte ceñido para dormir de manera segura; Tessuto lavorato a maglia super liscio e morbidissimo
15,84 EUR

Los sacos de dormir para bebés qdelatan las últimas tendencias en moda infantil. El saco de dormir es un elemento básico que debes incluir en el armario de ropa de noche de tu recién nacido desde sus primeros meses. Su función es vital para proporcionar confort a los pequeños y tranquilidad para ti, ya que te garantizan que tu bebé va a descansar calentito toda la noche.

Las virtudes de los sacos de dormir para bebés trascienden su función de mantenerlos abrigados al descansar. Su uso es muy recomendable tras las primeras semanas de vida del bebé, cuando empieza a moverse más en la cuna, como sustituto de sábanas y mantas. Al poner a tu pequeñín un saco de dormir no necesitas taparlo con nada más y, de ese modo, se evita el riesgo de asfixia o de que el pequeño quede atrapado por la ropa de cama, cosa que puede suceder si se mueve mucho durante la noche. Además, al acostumbrarse a usar sacos de dormir, los bebés los asocian rápidamente con «hora de dormir», y se sienten más arropados y seguros, lo cual les conduce a conciliar el sueño con mayor facilidad.

Los sacos de dormir para bebés adecuados para las primeras etapas de vida suelen tener mangas, en ocasiones desmontables, mientras que los que se utilizan desde los seis meses en adelante ya no las tienen. Sin embargo, para elegir el modelo más acertado para tu niño o niña, guíate por su complexión. Si el bebé es robusto y antes de los seis meses su tamaño es mayor al que correspondería a su edad, tal vez tu mejor solución sea pasarte a los sacos de dormir para bebés con tirantes y, si hace frío, ponerle por debajo pijamas abrigados y flexibles, de velour o terciopelo. Sentirá más confort y libertad de movimiento a la altura de los hombros y los brazos.

 

Lo ideal es que, a la hora de ir a dormir, tu bebé lleve solamente el pañal, un body de manga corta o larga, un pijama y un saco de dormir adecuado a su edad y tamaño. El mismo calor corporal del pequeño es capaz de elevar la temperatura del aire que queda dentro de los sacos de dormir para bebés, sin agobiar ni alcanzar una temperatura excesiva. Si te parece que tu bebé los puede necesitar, pues sus manitas se enfrían rápidamente, añade a este conjunto un par de guantes antiarañazos o unos mitones de algodón, además de unos calcetines suaves, que no opriman sus pies ni sus piernas, principalmente si las tiene muy regordetas.

Ante la necesidad de sacar al bebé temprano de su cama para irte a trabajar, o si decides salir a primera hora hacia un destino de vacaciones, los sacos de dormir para bebés son la solución perfecta para realizar una rápida transición sin molestarlo demasiado. Con su saco puesto puedes abrigarlo con una manta y trasladarlo al capazo o a la silla del coche perfectamente. En estos casos, ponle la noche anterior uno de los sacos de dormir con cremallera delantera, para que te resulte abrirla fácilmente y anclar el arnés de la silla sin problemas.