Sacaleches

El sacaleches (también conocido como extractor de leche o bomba de leche) es un aparato manual o eléctrico que sirve para extraer la leche materna.

Nuestras recomendaciones

Rebajas
Sacaleches manual, extractor de leche Harmony Medela
Ligero, discreto y cómodo para llevar de viaje: fácil de montar; Fácil de usar y limpiar con las bolsas Quick Clean de Medela
28,60 EUR
Rebajas
Philips Avent SCF330/20 - Sacaleches, extractor de leche manual, con cojín masajeador, incluye biberón
Postura de extracción más cómoda gracias a su exclusivo diseño; Estimula suavemente la bajada natural y el flujo de leche
39,93 EUR
Sacaleches Eléctrico, Bellababy Extractor de Leche Doble Pantalla Táctil Sensible, Múltiples Modos y Niveles de Succión, Portátil,con Bolsas de Almacenamiento de Leche de 10 Piezas
Panel táctil sensible, haga clic con un dedo para operar, fácil y conveniente; Ligero y portátil, batería de iones de litio de 2200 mAh incorporada, ideal para viajar
46,99 EUR

Durante la lactancia materna, puedes utilizar el sacaleches. De hecho, en numerosas ocasiones es muy recomendable. Por ello, el sacaleches debe reproducir todo lo posible el acto natural de la toma. Ten presente que no es la fuerza de la succión la que aumenta el flujo de leche, es la alternancia de fases de aspiración y de relajación.

 

Cuándo utilizar el sacaleches

  • Cuando al recién nacido le cuesta coger el pecho (es el caso de los bebés prematuros). En este caso, la mamá debe estimular desde el primer día la subida de la leche y el sacaleches puede ser de gran ayuda. Una vez realizada la extracción, la leche se conserva hasta que el pequeño chupe por sí solo.
  • Si la mamá produce más leche de la que el niño toma, el sacaleches también es muy recomendable. Al vaciar los pechos de esta leche “extra”, se evitan posibles obstrucciones y mastitis, una infección de la glándula mamaria que se manifiesta con una mancha roja sobre la piel del pecho.
  • Cuando la mamá tiene grietas en los pezones. El sacaleches y el biberón (u otros métodos alternativos para dar la leche) llenos de leche materna pueden ser muy útiles mientras se solucionan problemas físicos de este tipo, que impiden a la mamá dar el pecho.
  • Si el niño tiene malformaciones en la boca o en el paladar que dificultan la succión del pecho. En este caso, gracias al sacaleches, el pequeño puede tomar leche materna.
  • Cuando la mamá vuelve al trabajo o se ausenta por unos días, la conservación de la leche materna es útil. De esta forma, podrá garantizar al bebé su leche, que se la darán con un biberón.
  • La mamá también puede extraerse leche para conservarla cuando tenga que tomar medicamentos. En este caso, puede extraerse la leche antes de tomar los medicamentos y así, durante los días que dure el tratamiento, dar al niño la leche guardada.

 

¿Cómo usar el sacaleches?

Se aconseja, sobre todo en casos de poca producción utilizar el extractor de la siguiente manera:

Cada dos horas:

    • se pone el sacaleches en un pecho y se deja cinco minutos,
    • a los cinco minutos, haya salido mucho, poco o absolutamente nada se para y se pone otros cinco minutos en el otro pecho y lo mismo…
    • a los cinco minutos se para, haya salido o no haya salido y se repite la operación, es decir, cinco minutos de nuevo en un pecho y otros cinco minutos en el otro.
    • Así, habremos estado 20 minutos. En este momento PARAR. Seguir podría ser contraproducente.
    • A las dos horas se puede volver a intentar y así poco a poco irán estimulándose las glándulas mamarias y conseguiremos mayores extracciones.