Manoplas y sombreros para bebé

Las manoplas y sobreros para bebé son complementos que se han usado durante muchos años atrás para que los bebés no se arañen su delicada piel con las uñas tan finas que tienen o para que no pierdan calor corporal, ya que suelen tener sus extremidades frías.

Nuestras recomendaciones

Link incorrecto

Baby Star G25500 - Manoplas para manillar de silla universal, color gris y blanco
Diseño moderno y elegante; Manoplas para silla universal; Confeccionado con pelo y acolchado para un mayor confort
19,12 EUR
Manoplas para Carrito Polipiel y Pelo MAYORAL color STEEL
Manoplas carrito; Manoplas mayoral; Un accesorio muy práctico y de gran calidez para el invierno.
14,99 EUR

Como ya hemos mencionado, las manoplas sirven para que los recién nacidos no se arañen la cara o el cuerpo. En el momento de nacer, ellos no tienen desarrollada la coordinación suficiente y, para evitar que esto ocurra, cubrirles las manos puede parecernos una idea estupenda a priori, ya que los padres tienen un inmenso temor (natural) a que los bebés puedan hacerse daño de forma involuntaria. Por ello, suenen poner manoplas al bebé para dormir.

Además, si tocamos las manos y los pies de un recién nacido, comprobaremos que tienden a estar azulados y a baja temperatura, por lo que unas manoplas podrían mantenerlas calientes. Pero, ¿realmente es porque tienen frío? ¿son las manoplas uno de los elementos imprescindibles del bebé? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

Función principal de las manoplas 

La función principal de esta prenda es proteger a tu bebé del frío y de sus propias uñas, las cuales en ocasiones pueden estar afiladas. Aunque parezca extraño, las uñitas de un recién nacido son delgadas y finitas, y pueden llegar a estar muy afiladas. Por ello, es importante que tapes las manitas de tu pequeño si quieres evitar que se provoque un rasguño.

 

 

¿Por qué son útiles las manoplas para bebés durante la lactancia?

Puede parecer exagerado, pero el momento de amamantar a un bebé puede ser muy estresante. Muchos recién nacidos se ponen nerviosos, se mueven e incluso pueden llegar a hacerte daño con sus uñitas. Por esta razón, no es algo inusual ver a una madre con rasguños en el pecho.

No obstante, hay diferentes tipos de manoplas para bebés que puedes ponerle a tu pequeño para que no te haga una herida. Además, si sus deditos están tapados, es más difícil que te coja del pelo o que haga algo como tirar de tu cadena o pendientes.

Esta prenda reducirá el movimiento de tu pequeño durante este momento tan importante. Porque dar el pecho es un vínculo muy importante entre una madre y un hijo.

 

 

¿Por qué utilizar gorritos?

Normalmente, los gorritos que los recién nacidos utilizan, independientemente de la temperatura, son los que están hechos de 100% algodón. Porque este tejido es el que mejor absorbe la transpiración, el sudor de los bebés y cuida su delicada piel. Además, se trata de una tela bastante ligera, lo cual previene que la cabezita de tu pequeñín se sobrecaliente.

Entre más natural sea un tejido, menos probabilidades hay de que tu recién nacido presente reacciones alérgicas. Nunca se puede tener demasiado cuidado cuando se trata de la salud de tu pequeño.