Esterilizador biberones

En el ámbito de la maternidad, cuando hablamos de esterilizadores, nos solemos referir a los esterilizadores principalmente de tetinas, biberones y chupetes. Su función es destruir o eliminar cualquier germen o bacteria presente en estos utensilios mediante procedimientos físicos, químicos o gaseosos.

Nuestras recomendaciones

Rebajas
Rebajas
PHILIPS AVENT SCF284/02
La esterilización con vapor natural elimina un 99.9 % de gérmenes dañinos; El contenido se conserva esterilizado hasta 24 horas si no se abre la tapa
58,52 EUR
Munchkin - Mini-Esterilizador Portátil de UV Desinfectante, mata más del 99% de bacterias y virus en 59 segundos
La luz UV es segura para niños ya que se apaga automáticamente cuando se abre la tapa; Incluye una correa que se fija fácilmente a las carteras, pañaleras, etc.
22,99 EUR
Rebajas
Philips Avent SCF287/02 - Esterilizador a vapor eléctrico 4 en 1, ciclo de 6 minutos con desconexión automática, elimina un 99,9% de gérmenes dañinos
Pantalla avanzada con indicación de progreso y enfriamiento; Adecuado para los biberones de cuello ancho y estrecho
68,99 EUR
Munchkin - Mini-Esterilizador Portátil de UV Desinfectante, mata más del 99% de bacterias y virus en 59 segundos
La luz UV es segura para niños ya que se apaga automáticamente cuando se abre la tapa; Incluye una correa que se fija fácilmente a las carteras, pañaleras, etc.
22,99 EUR
Béaba 911620 - Calienta biberones y esterilizador
Vapor ultrarrápido, temporizador de precisión, zona anti calor en la tapa; Tapa hermética, solución compacta
33,87 EUR
Dr. Brown's 156896 - Esterilizador de vapor para microondas,
Capacidad para cuatro biberones Standard o boca ancha con todos sus componentes; Medidas 17,3 X 29,5 X 29,5 cm
21,14 EUR
Rebajas
Tommee Tippee 42361081 - Esterilizar con vapor en el microondas
Esteriliza en 4-8 minutos hasta 4 botellas y sus accesorios; Mantiene en el interior estéril durante 24 horas
25,48 EUR
Reer 3295.1 - Esterilizador de biberones para microondas
Dispositivo de desinfección Classic microondas; Repositorio Ideal para biberones esterilizados
9,98 EUR
Rebajas
Suavinex - Esterilizador Eléctrico A Vapor 3En1 de Hasta 6 Biberones En 6 Minutos
Su tapa mantiene los accesorios estériles hasta 24 horas; Cuerpo eléctrico, extraíble para la función microondas, que esteriliza en 6 minutos
40,79 EUR
Rebajas
Chicco 00007392000000 Steril Natural 2en1 - Esterilizador eléctrico de hasta 6 biberones en 5 minutos, Blanco
2 en 1: total y compacto; Elimina hasta un 99,9% de gérmenes; Rápido: 5 minutos; Protección 24 horas
35,41 EUR
Rebajas
Jané Esterilizador para Microondas, con Cesta para Tetinas y Pequeños Accesorios, Capacidad 6 Biberones, Medidas 17 x 19 x 19 cm
Bandeja para objetos pequeños; Para 6 biberones, polipropileno; Para utilizar en el microondas
13,87 EUR
Rebajas
Suavinex - Esterilizador Eléctrico A Vapor 3En1 de Hasta 6 Biberones En 6 Minutos
Su tapa mantiene los accesorios estériles hasta 24 horas; Cuerpo eléctrico, extraíble para la función microondas, que esteriliza en 6 minutos
40,79 EUR

Todas sabemos la importancia que tiene la higiene y la limpieza de los utensilios que utilizamos para dar de comer a nuestro bebé, sobre todo en los primeros 6 meses de vida.

Esto es porque los bebés nacen sin el sistema inmunológico completamente desarrollado, por lo que son más propensos a ser atacados por gérmenes o por bacterias.

Por ejemplo, una de las infecciones más comunes es la gastroenteritis. Actualmente, este es uno de los motivos más habituales de consulta pediátrica y de hospitalización en Europa.

Para evitar infecciones como esta o al menos reducir el riesgo, es importante esterilizar los biberones, las tetinas y los chupetes de tu peque ya que están en contacto directo con su boca.

Está claro que esterilizar es necesario, pero eso no significa que necesariamente necesitemos un esterilizador.

En el caso de biberones, tetinas y chupetes suele ser suficiente con esterilizarlos una vez antes del primer uso. Para hacerlo, simplemente tenemos que hervirlos en agua durante unos 10 minutos. A partir de ahí, bastará con lavarlos concienzudamente con agua y jabón neutro cada vez que los utilicemos.

Haciendo eso es suficiente, pero si te vas a sentir más tranquila y segura esterilizando biberones, chupetes y tetinas cada vez que los vayas a utilizar, entonces te merece la pena comprar un esterilizador.

Es verdad que podrías hacerlo “manualmente”, como he explicado antes, pero te llevará mucho tiempo cada vez y no te compensará.

De todas formas, ten en cuenta que si vas a optar por la lactancia materna, le vas a dar poco uso. En ese caso, tendrás que valorar si realmente compensa comprártelo.

Sin embargo, si realizas una alimentación mixta (pecho – leche de fórmula) o sólo leche de fórmula, lo usarás bastante más y podrás sacarle provecho a la inversión.

 

 

Tipos de Esterilizadores

Hay diferentes tipos de esterilizadores atendiendo al sistema de desinfección que usan:

  • Esterilizador en frío. Utiliza pastillas o líquido desinfectante que introducimos en un recipiente con agua que cubre los objetos que queremos desinfectar. Es cómodo porque no necesita calor. A cambio, tarda como unos 30 minutos en realizar la desinfección.
  • Esterilizador de microondas. Es uno de los más usados actualmente, sobre todo por su facilidad de uso. Disponen de un recipiente apto para el microondas donde metemos los utensilios a desinfectar y los cubrimos de agua. En menos de 15 minutos ya estará listos.
  • Esterilizador al vapor. Es un aparato eléctrico compuesto por varias “plantas”. En la “planta baja” tenemos una placa que genera calor. En el “primer piso” es donde ponemos unos 200 ml de agua que, por efecto del calor producido por la placa de la “planta baja”, se transformará en vapor de agua que será el encargado de esterilizar los utensilios que hemos colocado en el “segundo piso” y siguientes.

Tarda como unos 10 minutos en completar el proceso, es limpio y puede esterilizar bastantes utensilios a la vez. Por contra, es el más caro y el que más ocupa. Hay que tener cuidado de dónde se coloca porque suelta vapor de agua y su carcasa se calienta bastante. Colocándolo en un sitio adecuado y tomando las medidas oportunas cada vez que lo manipulemos, no tendremos de qué preocuparnos.